Educando en el mundo

Carta de una maestra

Escrito por educandoenelmundo 27-12-2015 en Carta de una maestra. Comentarios (0)

Esta es la carta que una maestra extraordinaria dirigió a los padres de los niños que terminaban la etapa de educación infantil en junio de 2009. Si la incorporamos aquí es porque el magisterio de esta maestra, que ya no está con nosotros, inspiró en parte la creación de este blog. Y porque muestra muy bien hasta qué punto hay enseñanzas de la vida que sólo pueden adquirirse en una escuela, y de personas dedicadas y comprometidas como tantas profesoras y profesores.


"A cada familia:

Llegamos al final de curso. Ya han transcurrido tres años. Poco tiempo en la vida de los adultos, pero muchas experiencias y todas nuevas en la infancia.

Nos ha tocado compartirlas y eso crea unos lazos importantes. Perdurará una mirada de complicidad y sabremos de qué hablamos.

Cada vez estoy más convencida de que estos años son de los más importantes de sus vidas. Por ello, todo el amor, esfuerzo dedicación, entusiasmo, tiempo… que le pongamos será un abono extraordinario para vuestros hijos e hijas.

A lo largo de este tiempo, hemos disfrutado de muy buenos momentos y también han convivido las regañinas y los enfados, pero creo que nadie habrá dudado de mi cariño. Todo es necesario.

Procuro compartirles lo que yo entiendo por vivir en sociedad:

Respetar-ayudar-aceptar.

Criticar-opinar-disentir.

Cambiar-crear-disfrutar-compartir

Soportar-esforzarse-esperar

Sentirse miembro de un grupo que te importa y al que le importas. Como os dije cuando nos conocimos” todo lo demás irá viniendo. La clave está en sentirse bien, formando parte activa de ese colectivo que ahora es casi todo su universo: su clase.

Creo que estamos en ese camino. Pero hay que seguir trabajando y mucho. La historia, casi, casi, acaba de empezar.

Gracias por la confianza que tenéis en mí y mi quehacer. Gracias por posibilitarme el disfrute de vuestros hijos e hijas.

Gracias por contribuir a que me siga ilusionando mi trabajo.

Con todo mi cariño"

Si no tuviéramos escuelas...

Escrito por educandoenelmundo 01-11-2015 en En favor de la escuela. Comentarios (0)

Incorporamos aquí un precioso artículo escrito por el pedagogo Vicenç Arnaiz, miembro del Equipo de Atención Temprana de Ciutadella, en Menorca. Aunque el autor se refiere específicamente a la educación infantil (etapa no obligatoria en nuestro sistema educativo),  desde aquí consideramos que la mayoría de sus argumentos pueden aplicarse a las etapas posteriores.

Si no tuviéramos escuelas infantiles

Vicenç Arnaiz

Si no tuviéramos escuelas infantiles, los más pequeños creerían que solo existe lo que se ve desde su portal.

Si no tuviéramos escuelas infantiles, muchos padres y madres solo tendrían sus ideas de cómo educar. Cuando alguien cree que solo hay una manera de hacer las cosas, deviene fanático y no puede educar.

Si no tuviéramos escuelas infantiles, habría quien no sabría que existe la infancia, porque no conocería a otros pequeños.

Si no tuviéramos escuelas infantiles, muchas familias no entenderían a su hijo o hija, porque para entender a uno tienes que conocer a muchos.

Si no tuviéramos escuelas infantiles, muchas niñas no sabrían qué es un padre ni qué es una madre, porque para saberlo tienes que relacionarte con otros que no sean ni tu padre ni tu madre. Tampoco sabrían que tienen una familia, porque para ser consciente de ello necesitas verla desde afuera...

... (Seguir leyendo aquí


ENLACE a otro formato: Vicenç Arnaiz, "Si no tuviéramos escuelas infantiles", Aula de Infantil, 77, 12 de septiembre de 2014.

"No se lo recomiendo a nadie"

Escrito por educandoenelmundo 12-10-2015 en Experiencias personales. Comentarios (0)

En el post anterior nos hacíamos eco de blogs como Homeschoolers Anonymous, donde educados en casa de Estados Unidos reflexionan críticamente sobre su experiencia. Como prometimos, insertamos ahora un primer testimonio español. Se trata de una Carta al Director en El País, aparecida el 20 de febrero de 2012, que no requiere de nuestros comentarios (aunque las negrillas sí son nuestras):

Educar en casa

Queca Lara Pérez, Godella, Valencia

"Leyendo el artículo La educación en casa aísla y adoctrina en EL PAÍS el pasado 16 de febrero, me parece mentira que se tengan dudas sobre este tema, yo he sido de las "educadas en casa", hasta los 16 años ¡horrible!

"Cuando me incorporé a los estudios fuera de casa parecía que todo el mundo se fijaba en mí, no tenia seguridad en nada, tenia lagunas en los estudios. Éramos cinco hermanos, yo la única chica, me daba una envidia enorme ver a mis hermanos que se iban al colegio y yo me quedaba en casa con mi profesora particular, tuve varias en el transcurso de los años.

"A mí siempre me ha dado la impresión que me han robado esos años de mi niñez, de no estar en contacto con otros niños, de pasarlo bien y mal en el colegio. De verdad no se lo recomiendo a nadie, porque además luego cuesta mucho incorporarse a la vida que ha llevado la mayoría. Se me olvidaba, no estaba enferma, ni tenia ningún problema psicológico simplemente a mi madre no le gustaba educarme en un colegio. ¡Por favor pensad en los niños!— Queca Lara Pérez" (20 de febrero de 2012)


ENLACE: http://elpais.com/elpais/2012/02/17/opinion/1329505512_564565.html

Primeros BLOGS de "educados en casa"

Escrito por educandoenelmundo 01-10-2015 en Experiencias personales. Comentarios (0)

El fenómeno de la educación en casa tiene una tradición más larga en Estados Unidos que en Europa. Eso explica que sea allí donde han surgido los primeros blogs de personas que en su infancia han sido educadas por su familia alejadas del colegio, y que en no pocas ocasiones adoptan un tono crítico.

Tal vez el más importante de ellos es Homeschoolers Anónimos, que se presenta como Un proyecto de comunicación entre alumnos educados en casa, y que quiere recoger "lo bueno, lo malo y lo feo" de esta práctica. Otros blogs de personas que han tenido experiencias no siempre positivas de homeschooling pueden encontrarse aquí

Es preciso aclarar que el principal objeto de crítica de estos blogs, aunque no el único, es la corriente dominante en Estados Unidos de carácter cristiano conservador, que está motivada por el deseo de escapar del control del estado y de las influencias liberales y laicizantes que puede ejercer la escuela. Aunque no es ésta la filosofía que anima a la mayoría de las familias homeschoolers en España, creemos que los peligros de sectarismo y aislamiento que se señalan en estos blogs, no son ajenos a otras corrientes más progresivas de la educación en casa, que también alejan a los niños de los principales lugares de socialización con sus iguales y con la sociedad en su conjunto.

En futuros posts iremos añadiendo testimonios de ex-homeschoolers españoles, personas que en nuestro país fueron educados en casa, y hacen una evaluación de su experiencia con la suficiente distancia. Es razonable pensar que, entre la diversidad de vivencias, las haya tanto negativas como positivas y mixtas. Si privilegiamos aquí a las primeras es porque muchos de los defensores de la educación en casa sólo insisten en las malas experiencias en la escuela, y parecen olvidarse de los riesgos reales que comporta esta opción para sus hijos.

ENLACE:

A Project of Homeschool Alumni Reaching Out



¿Qué dice el Tribunal Constitucional de la Educación en Casa?

Escrito por educandoenelmundo 26-09-2015 en Regulación. Comentarios (0)

A menudo, los defensores de la Educación en Casa alegan la "libertad de enseñanza" recogida en el artículo 27.1 de la Constitución española de 1978, como fundamento del derecho que reclaman de educar a su hijos alejados de la escuela.

Sin embargo el Tribunal Constitucional, intérprete supremo de la Constitución en nuestro ordenamiento, en su sentencia 133/2010 por un caso de homeschooling, considera que la obligatoriedad legal de escolarizar a los niños a partir de los 6 años –establecida por todas las leyes educativas vigentes desde 1978– es impecablemente constitucional.

Ello no es óbice para que, si el legislador así lo decidiese, la práctica de homeschooling pudiera estar reconocida y regulada. Y desde aquí consideramos que esto iría en beneficio de los derechos, no de los padres, sino de los propios niños y niñas que actualmente están siendo educados fuera de la escuela, sin supervisión alguna.

No obstante, a la hora de escoger la mejor educación para nuestros hijos/as, creemos importante atender a las razones que alega el propio Tribunal Constitucional, en el fundamento jurídico 8.b de la sentencia mencionada, para preferir la escolarización a la enseñanza en el domicilio, incluso si ésta estuviera sometida a controles y evaluaciones periódicas. La formación de ciudadanos en una sociedad democrática requiere, a juicio del Tribunal, del contacto con los demás, y con la diversidad y pluralidad que sólo la escuela, y no el hogar, puede proporcionar.

"Acaso pudiera convenirse en que esta medida alternativa, consistente en sustituir la obligación de escolarización por el establecimiento de controles administrativos sobre los contenidos de la enseñanza dispensada a los niños en el domicilio y de evaluaciones periódicas de los resultados efectivamente obtenidos desde la perspectiva de su formación, constituye un medio menos restrictivo que la imposición del deber de escolarización de cara a la satisfacción de la finalidad consistente en garantizar una adecuada transmisión de conocimientos a los alumnos. Sin embargo, según hemos indicado ésta no es la única finalidad que deben perseguir los poderes públicos a la hora de configurar el sistema educativo en general y la enseñanza básica en particular, que han de servir también a la garantía del libre desarrollo de la personalidad individual en el marco de una sociedad democrática y a la formación de ciudadanos respetuosos con los principios democráticos de convivencia y con los derechos y libertades fundamentales, una finalidad ésta que se ve satisfecha más eficazmente mediante un modelo de enseñanza básica en el que el contacto con la sociedad plural y con los diversos y heterogéneos elementos que la integran, lejos de tener lugar de manera puramente ocasional y fragmentaria, forma parte de la experiencia cotidiana que facilita la escolarización."

Puede accederse a la Sentencia del Tribunal Constitucional 133/2010, de 2 de diciembre de 2010, en este enlace.